De nuevo, Karl

De nuevo, Karl

Al día siguiente del adiós de Karl Lagerfeld, me entrevistan para una revista chilena que, maldita coincidencia, se dejará de publicar horas después. La periodista, preocupada, me lo comunica, pidiéndome disculpas. Más que la entrevista, lo que realmente me entristece es que otro medio desaparezca. Para que el tema no se quede viejo, decido publicar sus preguntas y mis respuestas. Allá van:

¿Conociste a Lagerfeld personalmente?

Lo vi muy de cerca, sobre todo en los desfiles de Chanel, así como en eventos en Tokio, la exposición “La petite veste noire”, a la que fui invitado; y Seúl. También tuve la oportunidad de cruzármelo en los estudios de Chanel, en la rue Cambon, en mi etapa en Vogue. Una vez me permitieron entrevistarlo, pero solo fue por cuestionario, con lo que a saber si fue él quien respondió a mis preguntas…

¿Cuál ha sido su mayor aporte a la moda?

El haber rejuvenecido la Maison Chanel, así como Chloé y Fendi, manteniendo su ADN pero actualizándolo, acercándolo a las nuevas generaciones. Su espíritu joven, su manera de ver el mundo y la sociedad; ese ir con los tiempos, y sin duda con un paso adelante.

¿Su desaparición marca el mundo o el negocio de la moda en Francia y en el mundo?

Sin duda deja un gran vacío, pero también un gran legado. Un alemán al que Francia adoptó como uno de sus hijos, al frente de una de las casas más reconocidas en el mundo por su chic parisien, Chanel. Recuerdo que sus desfiles eran los más esperados y que en algunos de ellos podíamos estar invitadas dos mil personas. Tuve la suerte de ver más de cuarenta en los diez años que trabajé para Vogue.

Era un personaje muy excéntrico. ¿Qué parte de su personalidad destacarías?

Daba la impresión de ser distante, pero era a mi modo de ver una estrategia para que no lo molestaran. En Lagerfeld todo estaba calculado. Nada había sido dejado al azar.

¿Quién fue su gran musa o muso?

Sin duda Inès de la Fressange, en la década de los 80, cuando toma las riendas del diseño de la casa Chanel. Luego estuvo Claudia Schiffer, en la era de las tops…; Vanessa Paradis, su hija… Ha habido muchas, pero la que destacaría sería la primera, Inès de la Fressange. En el apartado masculino, estaría, por ejemplo, Baptiste Giabiconi.

¿Algún recuerdo personal ligado a él, colección o fashion show que hayas visto y recuerdes especialmente?

Siempre me sorprendió su energía, su gran capacidad de trabajo, pero sobre todo hay un programa de televisión, emitido por la cadena franco-alemana Arte, en el que Karl Lagerfeld responde a las preguntas del entrevistador, Loïc Prigent, por medio de dibujos. Así, va contando cómo era su madre, cómo era su padre, la casa de su infancia, sus primeros diseños… Me pareció impresionante y lo recomiendo a todo el mundo, amantes o no de la moda.

(Erika Olavarría)