Oler bien

Oler bien

Me encanta la gente que huele bien, con un perfume acorde a su personalidad. Como el de Magdalena, aquella profesora de francés del liceo que era fiel a Cristalle, de Chanel, llegándose a perfumar hasta en plena clase, con un gesto rápido y elegante. Cada vez que huelo esa fragancia, me acuerdo de ella y de su gesto.

Es la segunda ocasión en la que escribo en este blog sobre el universo perfumístico –para leer la primera, pulsar aquí–, aunque no la primera en mi carrera: he redactado reportajes del tema, sobre todo en mi etapa en Vogue México y Latinoamérica. Soy un fan de las fragancias cítricas para verano y del cuero, no demasiado marcado, para invierno, como ya he dejado escrito.

Ahora me centro en algunas de las novedades que me parecen relevantes, como Percival, de Parfums de Marly, en cuyo almuerzo de lanzamiento en París estuve: amaderada, con notas de salida de bergamota y mandarina, y que llega en un frasco azul intenso; o las dos de Serge Lutens, ese perfumista de nicho radicado en Marrakech, que ahora nos sorprende con L’innommable y Le participe passé, dos interpretaciones muy en la línea con las propuestas a las que nos tiene acostumbrados desde 1992. A quienes adoren las notas de rosa –sí, también hay hombres a quienes les atraen, y tienen todo el derecho del mundo–, les sugiero Vers Dharamsala, de Pour Toujours, la sofisticada firma confidencial de Martine Denisot. En un terreno más comercial, aunque no por ello nada desdeñable, Terre d’Hermès Eau Intense Vétiver, de la maison parisina, que se lanzaba a finales de verano en Francia.

Antes de finalizar, les recomiendo que se den un paseo por el espacio Acqua di Parma de Le Bon Marché, en París, que colma las expectativas de los más exigentes, así como de las más, porque aunque muchos asocian esta marca con el universo masculino, ¿quién dijo que solo era apta para nosotros? El 24 de noviembre, además, un maestro grabador pondrá in situ las iniciales en el tapón de su fragancia preferida de manera gratuita. Una ocasión para descubrir igualmente creaciones de escasa difusión que ofrece este reputado gran almacén.